Historia del Terreno

Viñedos Atamisque

En un predio que antaño ostentó la Estancia “Altamisque” propiedad de Don Carlos T. Alurralde y que contaba con una extensión de 280 km2, hacia 1933, el gobierno de Mendoza expropió parte de esas tierras para ser entregadas a la empresa estatal petrolera YPF.

En 1936 Alurralde decidió dividir su propiedad en parcelas, para su posterior venta, donando una fracción de terreno para la construcción de una escuela, una sala de primeros auxilios y una iglesia. El resto de los terrenos los destinó a la implantación de nogales y manzanos.

Hacia 1945 Alurralde vendió 1.000 hectáreas a los hermanos Filippini, italianos, oriundos de la localidad de Balbano. Esa fue la razón por la que se bautizó a la nueva propiedad como Finca Balbano. Al año siguiente la empresa Filippini comenzó a realizar importantes inversiones en la propiedad, entre ellas, la implantación de 16 hectáreas de viñedos, canales para riego, casas para administración y empleados, granjas, corrales y lagos para aprovisionamiento del recurso hídrico. Éstos fueron aprovechados para el desarrollo de una estación de piscicultura.

En el predio se destaca la construcción de un chalet patronal, enclavado en un parque de aproximadamente 16 hectáreas, diseñado por el paisajista francés Carlos Thays quien, quien entre otras importantes , diseñó el Parque Gral. San Martín de la ciudad de Mendoza. Así, la propiedad adquirió una invalorable belleza paisajística.

Entre los numerosos visitantes destacados se puede mencionar a Walt Disney, quien en 1941, quiso conocer los atractivos y encantos que estos parajes irradiaban.

En abril de 1960, Andrés Filippini, fuerte impulsor de la firma, fallece en un accidente automovilístico. A partir de ese momento, la propiedad ingresa en una etapa de declinación y abandono debido a deficientes gestiones administrativas financieras. Por ello la finca entra en diversos pleitos, hasta que en el año 1985 es subastada y adquirida por la empresa de construcciones civiles Aldo Monteverdi. Vuelve entonces a tomar su nombre de Finca Monte Balbano.

En febrero de 2006 sus nuevos propietarios, John y Chantal Du Monceau comienzan con un plan de restauración y puesta en valor del emprendimiento, incorporando capitales para la implantación de nuevas variedades de nogales, perales, manzanos, cerezos, duraznos y vid, la construcción de una bodega de 500.000 litros, Rincon Atamisque un reconocido restaurant, una Cancha de golf de 9 hoyos, Lodge para hospedar al mas exigente turismo y el desarrollo del turismo dentro de la finca.

En 2013 John y Chantal Du Monceau, confiando en el proyecto ENTREVIDES y en el aporte que este emprendimiento le traeriá a la zona, le venden 22 excelentes hectáreas a la familia Coria, grupo mendocino relacionado al turismo y a los desarrollos inmobiliarios en selectos lugares de la provincia de Mendoza.

popup

×